Arranca La Última Cita de Fondo Flamenco en Sevilla

Arranca La Última Cita de Fondo Flamenco en Sevilla

30 de abril de 2022 0 Por g3can

Asistimos al primer concierto de La Última Cita de Fondo Flamenco. Gira que ha reunido al grupo sevillano de nuevo en los escenarios diez años después.

Ya en la cola del concierto se palpaban las ganas con las que el público venía a darlo todo, ambiente pre-feria, bailando sevillanas, con guitarras y palmas animando a la gente a cantar y amenizar la espera hasta las 20:30, momento en el que se abrían las puertas del Cartuja Center CITE para que los que tuvieran entrada de pista fueran cogiendo sitio y los de palco encontrasen su asiento. 

Rostros conocidos como la creadora de contenido La Pelo o algunos jugadores del Real Betis Balompié levantaron el furor de los asistentes. 

Llegaron las 22:03 y un cambio de luces dio pase al siguiente mensaje que se escuchó desde bambalinas: “Vamos a reventar Sevilla, mi gente, tós por igual, valiente, ¡al cielo con ella!”

A continuación se abrió el telón y pudimos ver a toda la banda sobre una estructura de escalones; empezaron a tocar varias instrumentales de los éxitos más reconocidos del grupo y de repente, salieron a escena Astola, Antónimo y Rafa cantando “Ojalá”, canción que dio inicio al espectáculo. Le siguieron “Como dijo Groucho” y “Qué tal”. 

Astola, tomó la palabra y se dirigió a los asistentes antes de dar comienzo a “Perdóname”: “Buenas noches, Sevilla. Dicen que lo más bonito es alcanzar una cima, pero lo más bonito es alcanzarla dos veces y es lo que hemos hecho. Estáis aquí otra vez. Es el mejor regalo que nos habéis hecho. Perdonarnos por habernos ido, pero teníamos que volar…”.

Con una transición de palmas y jugando con los pies de micro cantaron “Princesa”, “Tu Retrato” y “El Último Adiós”, canción que arrancó los vítores de “Qué bonito, qué bonito…” por parte del público asistente que lo daba todo con cada acorde.

Astola cogía de nuevo el micrófono para dirigirse al público: “Mucho tiempo de silencio […] Hemos venido a cantar y vamos a cantar lo que podáis”. 

Me Encanta”, “La Última Luna De Abril” y “Ruina” fueron las siguientes en salir a escena. Avisaron de que eran muchas canciones y que alguna se iba a quedar fuera, que les perdonaran, pero que era muy raro ya que a todos les gustan las mismas y dieron paso a “Lo Nuestro”. 

Los músicos abandonaron el escenario excepto Fernando Rodríguez, percusionista inicial del grupo, que esa noche estaba también al mando del teclado. “En el Tinder no se consigue una cita así”, decía Astola, “Vamos a hacer algo muy bonito, otra vez estamos como cuando chicos, los cuatro solos” y en ese ambiente tan íntimo “Tus Muletas” brilló en todo el recinto. 

De repente, se cambió el ambiente, sentados en los escalones los tres con sus guitarras y los dos guitarristas que les acompañaban se arrancaron a tocar y desde esa posición cantaron “Mi Madre Esté Orgullosa de Mí” a lo que al final de la canción el público respondió con un “que boten las madres, que boten las madres…” animando a las allí asistentes a saltar con ellos. 

Presentaron a toda la banda antes de cantar “Rompecabezas”. A la que siguieron “No Pierdas La Fe”, “Me Crecen Los Cuernos” y “Acariciándote”.

Volvieron a dar las gracias al público por haber vuelto con ellos, que algunos pensaron que se trataba de una estratagema o de puro márketing y han demostrado que no, que han vuelto para darlo todo. 

Sin parar siguieron con “Intento”, “Piensa en mí” y “No le digas”. 

Astola, que se había proclamado portavoz del grupo en cuanto a los mensajes al público, volvió a tomar la palabra: “¿Estamos preparados? Porque esto sigue, el que se canse que se baje del tren… ¡Esas guitarras!”. Llegó el turno de “No Es Poesía” y “Hielo En Mi Whisky”.

Prosiguieron con “El Misterio”, momento en el que Astola acabó quitándose la chaqueta del traje y tirándola a las escaleras. Al finalizar la canción, los tres salieron del escenario por la parte de atrás de la estructura de escalones y los músicos también abandonaron la escena. Fue entonces cuando el público se arrancó a pedir “otra, otra, otra…” para que volviesen y aprovecharon la visita de los jugadores del Real Betis en el palco para continuar con la fiesta en esa mini-espera. 

Con los acordes al piano del himno de Andalucía se escuchó un “Andaluces, levantaos, ¡arriba Andalucía!” y volvieron los tres al escenario para cantar “Sevilla” de nuevo a solas con Fernando Rodríguez creando un momento muy emotivo y de hermandad con su público sevillano; aunque también había seguidores y seguidoras que venían de otras ciudades y comunidades autónomas, que no se querían perder esta cita. 

“Ahora sí nos vamos, Sevilla”, comentaron antes de dar paso a “Escúchame Mujer”, canción con la que el público se vino arriba como si la estuvieran esperando. 

Pero no, no se fueron, tuvieron un fin de fiesta muy especial, invitaron al escenario a la plantilla de jugadores del Real Betis Balompié que había asistido al concierto y les dieron la enhorabuena por su reciente triunfo como Campeones de la Copa del Rey. Sacaron los cajones flamencos, se colocaron en los escalones y una bailaora salió a escena para moverse al son de “Mi Estrella Blanca”. 

El jugador Héctor Bellerín se arrancó a cantar a capela la canción del grupo que anima a su equipo: “Sueño Verdiblanco” y con este cuadro flamenco sobre el escenario pusieron la guinda a un concierto de dos horas de duración que reunió a toda una generación deseosa de ver a su querido grupo sobre el escenario de nuevo.

Se despidieron con un “hasta mañana” puesto que su gira no ha hecho más que comenzar aunque en Sevilla han colgado el cartel de “no hay billetes” en todas sus fechas, pero aún quedan entradas en otras ciudades a las que os recomendamos que asistáis porque es una oportunidad que no debéis perder. 

Podéis consultar las próximas fechas y venta de entradas en este enlace.